La foto de mi cuarto

Hoy, tras más de una década
observando una foto,
he logrado comprender
cómo se refleja el abandono
en los ojos de un niño.
Hoy, fumando en mi ventana
he sentido la soledad
en una ciudad, un domingo,
y no he conseguido permanecer sobrio.

No hay posibilidad de que algo cambie

La verdad es que la vida es insoportable
lo que pasa es que a la mayoría de la gente
le han enseñado a fingir que no lo es

Charles Bukowsky

 

Tenemos el corazón en el infierno.
Tenemos el futuro reposando
entre paquetes bomba y balas de acero;
pero los dos sabemos, querida apatía,
qué lejos se encuentran mis ilusiones,
qué efectivo resulta el terrorismo de estado
y cuántos días planteé a mi cerebro
cambiar este porvenir por otro cualquiera.

 

Dignos y libres

Y está la misma revista semanal
mostrando distintas tetas
situada en el mismo lugar,
cada lunes frente a cada
misma mirada
desnudos sobre la fría
e inerte madrugada,
en esta ciudad, siempre la misma,
mientras los mismos nadie
deambulan buscando un hueco
por donde caminar
sin tocar a nadie
sin rozar nada
sin tropezarse en su trayectoria
hacia la casa del sueño,
y está el gran desagüe
separador de flujos
que es el sol a las 7:30
organizando maquinalmente
al hombre y su odio,
está el amanecer que aguarda
escondido entre los edificios
a que no prestes atención
para salir desplegándose
como una espalda entre el sudor
y las sábanas de un domingo
por la mañana,
y está la desidia que parasita
silenciosamente
con la efectividad de lo cotidiano,
a cada uno
forjando esa unidad informe
de los que se rindieron a la desesperanza
cotizando para ser cotizados
por ese desconocido que valora el tiempo
y sólo el tiempo.
Y están todas la palabras que no se escuchan
porque son caducas y perecen
al poco tiempo
y que componen
esa sinfonía de oficina
mezcladas con el clic del ratón
y en general
esa terrible sensación
de querer dormirte
sobre cualquier cosa.

* Del poemario ”Samsara (deambulación)”,
publicado por Ediciones del 4 de agosto (2005)

===
Lucas Rodríguez Luís (1978, Logroño) Ingeniero de estructuras. El koala que toca el didgeridoo, poetiza, ilustra, edita sueña, hace performances, relata. y además trabaja, es un puto animal .
Co-editor de Ed. del satélite , y de el koala puesto en el ojo del tigre“:
Obras: Queda lo Cotidiano (2003, editado por Nausícaa y descargable en pdf) S?msara (Ediciones 4 de agosto, 2005) Casi sin Ganas (4 de agosto, 2006) Narciso en Sodoma (eclipsados, 2006) Sueños de Síntesis (baile del sol, para el 2007), Versus (sueltos poéticos, 2003) minimal (fanzine, 2005) Video-poemas (con música de Zea-Mays, 2005). Colaboraciones: Voces del Extremo XVI (Fundación Juan Ramón Jiménez, 2006), Tripulantes (2006), Cosas de Niños (2004), Cuentos por Encargo (2005)