Oración

Madre nuestra que estás en la tierra,
en el agua, en el aire, en el fuego,
en su unión y manifestación peculiar;
santificado sea tu nombre
y tu apellido también
– si es que padeces de vanidad –;
no te canses de oír insolentes discursos de egoísmo mayor,
antes líbrate de sus cadenas de lenguas sordas, mercados y corporaciones rameras;
quédate con lo que es tuyo
y déjanos hacer lo nuestro;
no perdones a quienes violan sus propias leyes y mandamientos;
déjanos caer en la tentación
y enfrentarnos a ella,
decidir qué conviene para el bien de tu ser
y nuestra razón de ser;

líbrame del conformismo y el automatismo,
de los candiles en los eclipses de ciencia y arte,
del ser humano superlativo o diminutivo,
de los espejos de cristal frío e imagen hueca,
del consumismo de cosas vanas, descuentos falsos;

libertad, libertad, libertad…

…libertad para siempre,
por los siglos de los siglos

Amén
===
* Colectivo Voces Nocturnas (Nicaragua)